Utiliza una Partición Exclusiva Para tus Datos

Si has comprado una computadora nueva, o estás pensando en comprar una nueva, es recomendable que la prepares para un mejor rendimiento y seguridad. Primer paso: separa tus datos en una partición dedicada.

¿Qué es una Partición?

Una partición luce como un disco “adicional” en tu computadora, con su propia letra, sea D: o E: aparte de la perenne unidad C:. En realidad una partición es una parte de un existente disco duro (virtual) o realmente un disco duro aparte.

Una partición virtual es una porción de una unidad existente. Eso significa que si tienes un disco duro físico puedes dividirlo en partes llamadas particiones. En el Windows Explorer se verá y actuará como discos separados, a pesar que en realidad es un sólo disco.

Una partición física es un disco duro aparte que también tiene su propia letra.

Los Beneficios de una Partición Exclusiva para tus Datos

Por defecto, Windows almacena tus datos en un directorio especifico para cada usuario. En Windows XP es C:\Documents And Settings\Usuario\Mis Documentos. En Windows Vista es C:\Users\Usuario\Documentos, etc. Sin embargo para un usuario más técnico hay muchos beneficios de dedicar una partición exclusiva para tus datos.

Beneficio 1: Las instalaciones y reinstalaciones son más sencillas. Si tienes que instalar Windows 7 o formatear tu disco duro para reinstalar Windows XP desde nada, una partición exclusiva para datos es bastante útil. Con tu data almacenada en otra partición que no sea C:, formatear tu unidad del sistema operativo es mucho más facil porque no tienes que hacer una copia de seguridad de tus datos.

Beneficio 2: Acceder datos desde varios sistemas operativos de inicio. Si eres muy curioso, seguramente vas a querer instalar varios sistemas operativos en tu computadora y claro, deseas acceder a tus datos desde cualquiera de ellos.

Beneficio 3: Reducir el riesgo de un fallo total. Si tienes una partición exclusiva para datos, entonces reduces el riesgo de una falla total de la computadora, y mucho mejor si es un disco físico real: puedes retirar el disco con tus datos puedes colocarlo en otra computadora. Si la partición de datos falla, sigues teniendo una computadora funcionando, puedes restaurar una copia de seguridad de datos sin tener que reinstalar Windows. Con una partición de datos, es más fácil crear imágenes, copias de seguridad, o transferir tus archivos, fotos, vídeos y música.

Beneficio 4: Un mejor desempeño. Si tienes tus datos en otra partición física, podrías mejorar el desempeño de tu computadora.

Lo Complicado de una Partición Exclusiva para tus Datos

Mientras que hay varios beneficios de tener una partición de datos, las cosas no son tan simples.

Tienes que configurar tus aplicaciones. No es difícil configurar a Windows para que se cambie de ubicación a la carpeta Mis Documentos, pero hace falta más que eso para tener una partición exclusiva de datos funcionando correctamente. Algunas aplicaciones pueden “resistirse” a guardar en una ubicación diferente y hay que indicarles donde guardar los archivos, a veces permanentemente.

Hay que exportar manualmente varios datos del usuario (carpeta Application Data, marcadores de los navegadores, archivos PST de Outlook, perfiles de Firefox y contactos de libretas de direcciones): hay dos tipos de datos de usuarios en tu sistema: archivos que explícitamente creamos y grabamos y archivos que se crean automáticamente. Tu partición exclusiva para los datos no tendrá esa información creada automáticamente a menos que manualmente la exportemos.

El tamaño importa (y tener buenos respaldos): cuando creas una partición exclusiva para tus datos, hay que asegurarse de darle el suficiente tamaño para la unidad que contendrá a Windows, y la unidad que tendrá a tus documentos y archivos. Recuerda que aún con una partición para tus datos, necesitas seguir haciendo tus copias de seguridad.

No instales aplicaciones en tu partición de datos: porque instalar una aplicación de Windows involucra varios cambios en el registro, además de registrar varias DLL’s en tu sistema, no es recomendable instalar software en tu partición exclusiva de datos.

Como crear tu Partición Exclusiva de Datos

¿Sigues interesado en tener una partición de datos? Veamos de manera general como obtener una unidad de datos:

Agrega otro disco a tu computadora: para una verdadera separación de sistema operativo y datos, debes abrir tu computadora e instalar un nuevo disco duro. Una vez que el disco esté instalado y formateado, sólo es cuestión de tiempo mover tus archivos a él.

Particiona el espacio libre en tu disco duro: si quieres dividir tu disco duro existente en particiones separadas, necesitas una herramienta de particionado de discos. Windows Vista y Windows 7 traen una herramienta incorporada. Si utilizas Windows XP, necesitarás una herramienta de terceros, por ejemplo GParted.

No te olvídes de seguir las actualizaciones de la página en tu Facebook.

0 comentarios:

Recientes

Ultimos 3 en Visual Basic & Sql Server

Ultimos 3 en Sistemico en Apuros